Delito cometido



Según andan anunciando por internet, a principios de Septiembre sale a las pistas el libro en el que hemos estado trabajando arduamente con Matías Santellán y junto a Indio desde hace más de tres años: las Escenas del delito americano.
Será cuestión de esperar un poco más (paciencia es lo que sobra), para que esta experiencia maravillosa siga creciendo, entre en una nueva etapa y se complete con la apreciación de cada lector ante la obra.
Mientras, les comparto los textos de contratapa y una fotito de esas para el recuerdo.

- - - - - - - - - - (     ) - - - - - - - - - -

«Con El delito americano invito a un juego sintáctico y gramatical que oculta con ambigüedades -a eso me dedico- el objetivo de enfrentar al lector con el sentido de un futuro atomizado y cruel, en el cual la ciencia ha dejado de robarle tiempo a la eternidad. Las palabras que lo describen flotan en libertad enfocando aquí y allá un mundo desarticulado y sin pretender la subversión ni el sabotaje del lenguaje reflexivo; más bien suspiran por esa posibilidad.
Esta aventura psicotomimética forma parte de un cuerpo mayor que quizá mi pereza y un interés ajeno a mí me permitan algún día sacar a la luz.»
Indio

- - - - - - - - - -



«El Peregrino llega a una casa de salud dirigida por un tal Semasendhi, en la que éste hospeda a un grupo de freaks notables de los primeros años 70. La idea de Semasendhi es ayudarlos a recuperarse del precio que el combate contra el sistema se ha cobrado sobre sus cuerpos y psiquis. Parte del 'tratamiento' consiste en someterlos a la Mental Grammar Sphere, una cámara que permite a los operarios de la clínica registrar los sueños de los pacientes. Lo que deslumbra al doctor es el hecho de que todos sus huéspedes sueñen exactamente lo mismo: visiones de un futuro muy próximo en el cual el imperio dominante cedió poder ante otros feudos. Rusia, México y una China convertida al cristianismo por obra de un sacerdote aficionado a la lisergia juegan el juego del poder. Argentina, Chile y Uruguay consiguen mantenerse apartadas del caos. Mientras, en el norte, Manhattan brilla como último bastión de la resistencia de la Nueva Roma. Por supuesto, existen sospechas sobre las verdaderas intenciones del doctor: no está claro si trabaja en beneficio de la Nueva Izquierda o les debe algo a esos neonazis con los que suele conversar en secreto.»


Marcelo Figueras

- - - - - - - - - - 

fuente de los textos: http://www.megustaleer.com.ar/libro/escenas-del-delito-americano/AR28254

- - - - - - - - - - (     ) - - - - - - - - - -




Generados y de



Hay que ver el pogo que arman estos muchachones en el barrio cuando suena la genial creación de Jorge Luis Borges: el bombón asesino, ¡y sin perder el ritmo!.
La culpa la tiene Lucy.



Mr. Grrr sigue buscando roña, es una camorrero nato. ¡quelotiró!



Ahora se las agarró con el Chango Cascote, ¡qué mal carácter!. Ya los lúdicos chismosos del barrio hacen sus apuestas, es amplia la inclinación por que el resultado final será una modesta pila de escombros, hay comedidos de proverbial ligereza que se ofrecen para reducirla a fino polvo, por el bien de todos, aluden. ¿Estará Mr. Grrr entongado con los altos directivos del FiFi Tenis Club interesados en conseguir relleno para las canchagarcas a bajo costo monetario?.
Este asunto huele mal… y no es solo por los gases propulsores de Mr Grrr.

Continuará... o no...veremos.

Mr. Grrr vs Fatman y su fulminante chaucha atómica.



Pongo el título y la representación gráfica, 
la apasionante y edificante historia corre por su cuenta ilustre pispeador.



Ave del mañana, cáscara de hoy



Con un huevo añejo entre manos que pronto parece romperá,
¿Qué saldrá a la luz...?

- - - - 
 

¡Corre Niño!



¡Corre niño! Corre!
Las pantallas destellan con furia
Sus rayos catódicos te dan caza
Implacables, van por tu cabeza
Tus padres ya han caído
El pecho entumecido te persuade a parar
¡Ignóralo! ¡Corre! aférrate al talismán
Mañana, posarán sus transistores en otras víctimas
Cuando eso suceda
es porque has dejado de correr.



Más residuos de viajes pasados

Vuelvo a toparme con la libreta, le arranqué dos hojitas para subirlas a este blog, en el próximo viaje tendré que reponerlas, dicen que hay que mantener el balance cósmico, si todo se va al tacho no será mi culpa.




El veinte diecisiete arrancó hace rato

Nuevamente este año (en realidad fines del anterior) salió dibujo para el calendario de “Bulonera”, en ésta oportunidad con onda afiche de acción para un año que pinta ser de película, lo digo por el carácter ficcional de la cosa, aunque la propuesta dibujada fue optimista en relación a las películas que posiblemente nos toque ver durante este 2017, donde los géneros terror y comedia musical se perfilan como los preferidos por las megacompañías, con filmes de pocos personajes y cuyos papeles recaerán en el selecto grupo de actores bien pagos de siempre que salen en todas las películas, al resto nos quedará hacer largas colas para los casting de extras, buscando que la gracia y la suerte estén de nuestro lado. Sino, a conformarse con el rol de espectador, eso sí, acompañados por un buen tarro de pochoclos y gaseosa tipo familiar como las costumbres actuales del disfrute dictan.

Buen show!!



arriba: detalle / abajo: completo


El tiempo pasa


Estaba en una típica encrucijada sin sentido, el esfuerzo por encausar al pensamiento hacia una resolución viable era extremo, la presión se disparó por las nubes y las fisuras brotaban cual generación espontánea haciendo evidente la inminencia a divagar, en eso aparecieron ellas, veloces, instantáneas, para salvar el día. Sin abandonar la celeridad cumplieron su cometido con precisión certera y desaparecieron.
Anunciaron en cualquier momento volver.

Mientras la presión otra vez inicia su escalada, las sigo esperando.