Piezas sueltas / parte 1

Hay varios aspectos que trabajamos con Matías Santellán para la elaboración de la obra Reparador de Sueños, que pertenecen a lo que se puede denominar "la cocina". Entre ellos están las particularidades del proceso de trabajo, los bocetos, los conceptos y cosas que se cambiaron o descartaron en el camino.

Inauguro esta mini-sección del blog, en su primera parte, con el propósito de compartirlas de forma íntima con quienes pasan de visita y gustan de indagar un poco más en lo que hay/hubo detrás de la obra.
En los comienzos, muy en los comienzos, lo que ahora es Reparador de Sueños se llamaba Sueños Mecánicos, y esta imagen (arriba) fue la primera aproximación de Portada que hice, después probé con otra paleta de colores sobre la misma imagen y finalmente dibuje otra cosa para utilizarla en la tapa que finalmente se edito, que es la tapa actual del libro.

- - - - : - : - { : O : } - : - : - - - -

A medida que se fue desarrollando la historia, vi que era oportuno dotar con símbolos a modo de marcas gráficas, a la Tiranía Imperante y a sus mecanismos de control. En el resultado final de la historieta no explotamos demasiado estos aspectos, aparecen muy cada tanto, pero ya quedan pautados para el futuro.
Al final de la imagen, va la aclaración de a que pertenece cada símbolo.
De arriba a abajo, de izquierda a derecha:

• Símbolo de la Tiranía Real / Triunvirato.
• Ministerio de Mecánica
• Escudo de las Fuerzas Policiales
• Marca del Sistema de Transporte denominado Tubo-Riel
• Marca "Sueño Feliz" / Fabricante líder en Sueño-Motores

3 comentarios:

Guálter , el conejo dijo...

nos preguntamos... este broli va a estar en el coso d Rosario "Crack Boom Bang" o "Crack Bang Booom" o "Clash Tunf Pank"?

José A. García dijo...

Sera: Sos un groso, el aspecto gráfico nunca hay que descuidarlo. Ojalá más dibujantes, escritores y artistas integrales, se dieran cuenta de estos detalles.

Saludos

J.

serafin p g dijo...

Guálter: si señor conejo, el broli va a estar en el Pin Puf Paf, y también va a estar el guionista firmando ejemplares el jueves, o sea, mañana.

José: estos detalles tal como decís, no hay que descuidarlos, porque si bien son valiosos como aporte a la construcción de la historia, cuando se los descuida, comienzan a hacer ruido en el relato y en algunos casos logran interrumpir la concentración.